El jefe de policía de Reading comparte los últimos avances de la Operación Alto el Fuego

El jefe del Departamento de Policía de Reading, Richard Tornielli, ha compartido los últimos resultados de la iniciativa contra la criminalidad que el departamento llama Operación Alto el Fuego.

La Operación Alto el Fuego se lanzó en febrero de 2021 como un esfuerzo para reducir la violencia armada en la Ciudad de Reading. Desde su inicio, la Operación Alto el Fuego ha resultado en una reducción del 33% en los incidentes de tiroteos en comparación con el año anterior.

El jueves 8 de julio de 2021, se llevó a cabo un detalle de aplicación a gran escala en la Ciudad de Reading como una continuación de la Operación Alto el Fuego del Departamento de Policía de Reading.

Según el jefe Tornielli, el detalle del 8 de julio consistió en 80 miembros del personal de múltiples agencias, incluido el Departamento de Policía de Reading, la Fuerza de Tarea de Drogas de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Berks, la Libertad Condicional para Adultos y Menores del Condado de Berks, el Departamento del Sheriff del Condado de Berks, la Policía Estatal de Pensilvania, la Libertad Condicional del Estado de Pensilvania y la Fuerza de Tarea de Pandillas Violentas del FBI Lehigh Valley.

se llevaron a cabo múltiples operaciones dirigidas a personas y lugares relacionados con actos recientes de violencia con armas de fuego que resultaron en lo siguiente: Se iniciaron cuatro nuevos delitos menores y tres nuevos arrestos por delitos graves. Se cumplieron 17 violaciones de libertad condicional y órdenes judiciales. Se realizaron 23 paradas de tránsito, lo que derivó en la emisión de 8 citaciones de tránsito. Se recuperaron cuatro armas de fuego, incluida una durante una patrulla a pie del vecindario.

Según el jefe Tornielli también compartió, que mientras realizaba operaciones en una residencia en la cuadra 800 de la calle 12 Norte, los oficiales de libertad condicional del condado de Berks se encontraron con un hombre que estaba en posesión de pequeñas cantidades de heroína, fentanilo y un arma de fuego. Ese individuo, Juan José Díaz, de 49 años, fue acusado de posesión de heroína, fentanilo y de no poseer armas de fuego.

«El Departamento de Policía de Reading desea agradecer a nuestras agencias asociadas de aplicación de la ley que continúan apoyando la Operación Alto el Fuego y otras iniciativas de reducción del crimen en la Ciudad de Reading», dijo el jefe Tornielli. «A través de estas colaboraciones y el compromiso de la comunidad, continuaremos haciendo que nuestras calles y vecindarios sean más seguros».

Article also available in: English (Inglés)